Optiklaser es una clínica especializada en Salud Visual localizada en la Cd. de México (Polanco, D.F.) que cuenta con la última tecnología para Cirugía Láser y otros procedimientos, los mejores médicos y excelentes opciones de pago para preservar el sentido de la vista de sus pacientes.

Vitrectomía

Este tratamiento se utiliza cuando ya existe una hemorragia vítrea, o un desprendimiento de retina traccional en pacientes con retinopatía diabética proliferativa muy avanzada. Este procedimiento es utilizado para remover sangre que se encuentra dentro del ojo y para retirar tejido cicatrizal que tracciona la retina y la desprende.

Este se realiza en un quirófano, ya sea con anestesia local o general. Durante el procedimiento, el cirujano realiza pequeñas incisiones en el ojo, a través de la cuales retira la sangre y el tejido cicatrizal con instrumentos especializados, y rellena el ojo con una solución salina especial para mantener su forma normal.

Algunas veces es necesario utilizar una burbuja de gas especial dentro del ojo para lograr reaplicar la retina, si es que estaba desprendida. Al terminar la cirugía el paciente se va a casa. Si se utilizó una burbuja de gas, tendrá que mantener posición boca abajo hasta que esta desaparezca.

Está prohibido volar o viajar a alturas elevadas hasta que se te indique que la burbuja de gas ha desaparecido del ojo.

Con este procedimiento usted utilizará medicamento tópico (gotas) por algunos dias o semanas. A menudo la vitrectomia es seguida o acompañada por tratamiento con láser.

La cirugía con frecuencia reduce o detiene la progresión de la retinopatía, pero no es una cura, puesto que la diabetes es una condición permanente y si no es controlada adecuadamente, puede seguir produciendo daño en la retina y ocasionar pérdida de visión.

Incluso después del tratamiento para la retinoatía diabética necesitará de exámenes oculares períodicos.

En algún momento, el tratamiento adicional puede ser recomendado.

Los investigadores están estudiando nuevos tratamientos para la retinopatía diabética, incluyendo medicamentos inyectados que pueden ayudar a prevenir la formación de vasos anormales (neovasos) y controlar el edema secundario a la retinopatía diabética.

Entre más severo sea el desprendimiento de retina, el resultado visual que se obtendrá después de la cirugía será menor, por esta razón es fundamental acudir al oftalmólogo al primer sintoma que detectemos.